home

Hemorroides



Terapia médica

Unguentos, cremas y supositorios.

Existen diferentes preparados y especialidades farmacológicas, que no "curan" las hemorroides, pero pueden aliviar síntomas como dolor, molestia y prurito.

  • Una blanda crema emoliente, unguento o supositorio pueden atenuar la molestia.
  • Preparados que contengan anestéticos locales (como lidocaína) son útiles en caso de dolor; sin embargo, deberían usarse sólo por un breve período (5-10 días), porque, de usarse por demasiado tiempo, pueden provocar irritación o sensibilización.
  • En caso de inflamación, el médico puede prescribir preparados tópicos que contengan corticoides. Reducir la inflamación puede ser útil para mitigar el ardor y el prurito. Estos preparados tampoco deben usarse pòr demasiado tiempo.


Terapia oral.

Para mejorar el tono venoso, disminuir la permeabilidad vascular y la inflamación pueden ser útiles fármacos por vía oral, como los flavonoides semisintéticos.

Métodos paraquirúrgicos o ambulatoriales.

Los procedimientos paraquirúrgicos se emplean en las fases iniciales de la enfermedad hemorroidaria sintomática. Dichos tratamientos resultan indicados para las almohadillas hemorroidarias internas, situadas por encima de la línea dentada y, por consiguiente, sin terminaciones nerviosas sensibles al dolor. Llevándose a cabo correctamente, estos tratamientos no deberían de ser dolorosos.

Los métodos más comunes son la ligadura elástica y la escleroterapia inyectiva.

Ligadura elástica.

Suele ser un procedimiento ambulatorial que consiste en la colocación de un lazo elástico de goma en la base del bubón hemorroidario. Esto interrumpe el flujo sanguíneo que llega al mismo, provocando su necrosis y caída al cabo de algunos días. A continuación, el tejido base de las hemorroides se cicatriza.

Pueden darse las complicaciones leves siguientes: ligero malestar ano-rectal, que desaparece espontáneamente; intenso dolor inmediatamente después de la ligadura, lo cual indica una incorrecta colocación del lazo; trombosis hemorroidaria (sumamente dolorosa), desplazamiento del elástico, leve sangramiento y úlceras mucosas.

Las complicaciones graves son sumamente raras; puede tratarse de retención urinaria, sangramiento rectal, abscesos perianales y sepsis pélvica. Estas complicaciones de mayor rfelevancia se verifican en el 2-3% de los casos, aproximadamente; la más frecuente de ellas es una hemorragia rectal significativa, que obliga a la hospitalización y que, por lo general, se presenta unos 10 días después de la ligadura.

Escleroterapia inyectiva.

La escleroterapia es una alternativa a la ligadura elástica y da lugar a una disminución del aflujo de sangre al bubón hemorroidario, con lo cual se reduce el volumen del mismo  y su mucosa se fija a las capas de abajo, disminuyendo la entidad del prolapso.

Complicaciones leves: Las más comunes consisten en malestar ano-rectal transitorio y en una leve hemorragia rectal en los días inmediatamente siguientes a la esclerosis.                

Complicanciones más graves son raras; podrían ser la formación de abscesos sub-mucosos, presencia de sangre en la orina e impotencia, como consecuencia de inyecciones en posición incorrecta.

Coagulación por infrarrojos, Crioterapia

Estos pueden ser tratamientos ambulatoriales, alternativos a los dos anteriores. Sin embargo, son mucho menos populares que la ligadura elástica y la escleroterapia y se utilizan con frecuencia mucho menor.

Aunque los procedimientos paraquirúrgicos pueden ser menos dolorosos y se toleran mejor respecto a las intervenciones tradicionales, su eficacia no puede asegurarse para todos los grados de la enfermedad y presentan un elevado índice de recidivas.

Técnicas quirúrgicas tradicionales.

Milligan-Morgan y Ferguson

Las técnicas quirúrgicas tradicionales consisten en la remoción de los paquetes hemorroidales, con ligadura quirúrgica en la base de los mismos. Si se aplican correctamente, estas técnicas son eficaces y resolutivas, porque remueven las almohadillas internas y los paquetes hemorroidales externos.

Sin embargo, estas técnicas resultan muy dolorosas en el período postoperatorio, porque dejan en la zona perianal tres heridas que provocan un intenso dolor durante la evacuación.

Las técnicas de hemorroidectomía que con mayor frecuencia se aplican son la de Milligan-Morgan y la de  Ferguson.

En la Milligan-Morgan las heridas provocadas por la operación se dejan abiertas, para favorecer la cicatrización espontánea.
Aplicando la técnica Ferguson, las heridas se cierran con una sutura continua. Las complicaciones son bastante raras, pero pueden ser graves, como estenosis anal, hemorragia al cabo de algún tiempo, incontinencia de diferentes grados.

Hemorroidopexia con suturación mecánica.

Este procedimiento se desarrolló como primer intento de resolver el problema del prolapso de las hemorroides sin remoción o ligadura del tejido hemorroidario.

La técnica, desarrollada por el Dr. Longo en la década del '90, utiliza una suturadora mecánica y, puesto que no remueve las almohadillas hemorroidarias, resulta menos dolorosa y más "fisiológica" que las hemorroidectomías tradicionales. 

Empero, esta técnica implica algunas complicaciones específicas, como un porcentaje significativo de hemorragias postoperatiorias, dolor recto-anal persistente, urgencia defecatoria y, en algunos casos, perforación rectal..

THD - La cirugía mínimamente invasiva para las hemorroides.

Entre las técnicas quirúrgicas para el tratamiento de las hemorroides, la desarterialización hemorroidaria transanal es la menos invasiva, ya que no implica la remoción del tejido, sino solamente la aplicación de puntos de sutura internos, en la mucosa rectal, en un área insensible al dolor.

Esta técnica de cirugía para las hemorroides utiliza el instrumento especial THD, el cual permite la localización de los ramos terminales de la arteria rectal y la ligadura de los mismos con puntos de sutura. En caso de prolapso, a la ligadura de los ramos de la arteria rectal superior se añade una pexia, es decir el reposicionamiento de la mucosa en su sede natural.

 




THD S.p.A.- Via Industria, 1 - 42015 Correggio (RE) - Cod. Fisc., P. IVA e Registro Imprese 02111430357 - R.E.A. RE - 252392 - Capitale Sociale € 4.000.000,00 i.v.
Disclaimer - Privacy